¿CUAL ES SU COMPOSICIÓN?

Leche de yegua: Composición

La leche de yegua es un alimento que puede complementa nuestra dieta con un efecto multifuncional al contener: Inmunoglobulina A, Lisozima, Lactoferritina, Lactoalbumina, Calcio, Hierro, Fósforo, Magnesio, vitaminas A, B1, B2, B6, B12, B13, C, D, E, K, Omega 3 y 6

Grasas: Destacamos su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados (Omega 3 y 6, en proporción equilibrada) y monosaturados (ácido Oleico o Omega 9).

Hidratos de carbono: Son la base de la piramide alimentaria. La leche de yegua contiene una alta proporción en hidratos de carbono cuya función principal es aportar energía al organismo de manera inmediata. El principal hidrato de carbono de la leche de yegua es la lactosa, la más similar a la leche materna humana.

Proteínas: De alta calidad y completas, al contener los nueve aminoácidos esenciales (Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Treonina, Triptófano y Valina). Dentro de la proteinas queremos destacar su contenido en Lactoalbumina y Lactoferritina, asi como sustancias inmunologicas activas como Inmunoglobulina A y Lisozima.

Vitaminas: A o Retinol, B1 o Tiamina, B2 o Riboflavina, B6 o Piridoxina, B12 o Cobalamina, B13 o ácido Orótico, C o ácido L-ascórbico, D o Calciferol, E o Tocoferol, K o Fitomenadiona.

Microelementos: Calcio, Fósforo, Magnesio y Hierro.

Contenido probiótico: Contiene Bifido Bacterias, que alimentan la flora intestinal del intestino grueso.

Captura de pantalla 2016-08-17 a la(s) 1