EL CALOSTRO

La naturaleza nos da un alimento perfecto llamado calostro. Éste suministra factores de crecimiento e inmunidad y es una combinación ideal de vitaminas y minerales para asegurar la salud, la vitalidad y el crecimiento del recién nacido, pero el calostro tiene diferentes aplicaciones beneficiosas para todas las edades.

El calostro es el primer fluido mamario, previo a la leche, producido por la madre durante las primeras horas tras el parto.

Presenta una composición rica en factores de inmunidad, factores de crecimiento y componentes nutricionales imprescindibles para la supervivencia del recién nacido, transmitiendo con su ingesta toda la información inmunológica de la madre y de todos sus ancestros que han estado en contacto con enfermedades en el pasado, así como factores de crecimiento para el desarrollo y salud del recién nacido.

Es una fuente de vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos, antioxidantes y anti-inflamatorios. También aumenta la eficiencia del intestino para absorber la energía de aminoácidos y carbohidratos, lo que hace que más nutrientes sean aprovechables por las células musculares, tejidos y órganos vitales.

 

Composición del Calostro de yegua

Calostro de yegua: Propiedades

La Comunidad Científica ha reconocido el calostro de yegua como el único complemento alimenticio natural, capaz de proveer al organismo humano de la correcta combinación de factores inmunitarios y de crecimiento de manera natural con una excelente biodisponibilidad para el cuerpo humano.

Se estima que el calostro de yegua como complemento alimenticio, activa, por lo menos, cincuenta procesos en el organismo, incluyendo el sistema inmunitario, que ayuda al cuerpo a protegerse de invasores externos.