Top
LECHE DE YEGUA LIOFILIZADA ECOLÓGICA

Ecolactis

causas de la piel sensible
Copartir en

Aunque es un problema bastante común, son varias las causas de la piel sensible, también conocida como reactiva. Solamente las personas que lo conocen son capaces de entender la molesta sensación que ello supone. Por eso, vamos a tratar de explicarte algunos de los principales detalles que originan este inconveniente a lo largo de este nuevo post de nuestro blog.

Recuerda que, no hace mucho, ya os explicamos cómo saber si tu piel es sensible. Puede que percibas alguno de los principales síntomas, pero no seas capaz de relacionarlo con este problema. Estamos seguros que esta lectura te va a ayudar y guiar. ¡No te la pierdas!

Recuerda, además, que en EcoLactis contamos con un amplio catálogo de productos destinados a tratar y minimizar esta afección dermatológica. Hoy, te queremos presentar también nuestra loción hidratante, una emulsión ecológica ligera que está recomendada para adultos, bebés y niños con piel sensible. Su formulación, a base de activos naturales, cuenta con una eficacia probada fuera de toda duda.

¿Cuáles son las principales causas de la piel sensible?

Si algo tiene la piel sensible es que resulta muy incómoda, ya que produce reacciones ante factores ambientales considerados normales, como el frío, el calor, el viento o la luz del sol. Puede, de hecho, afectar de forma muy negativa a la calidad de vida de las personas que lo padecen. Para explicar este inconveniente, nos tenemos que centrar en varias de sus causas:

  • La edad. Se trata de una de las causas de la piel sensible más importantes. A medida que envejecemos, nuestra piel se vuelve más delgada y, por tanto, más irritable por su falta de elasticidad y de aceites naturales protectores.
  • Genética. Lógicamente, también es un factor que puede ser el desencadenante de un problema de sensibilidad. Las personas con antecedentes familiares son más propensas a sufrirla.
  • Factores ambientales. Las personas que viven en áreas con altos niveles de humedad o temperaturas extremas, da igual calor o frío, también son proclives a sufrir episodios de sensibilidad.
  • Problemas de salud. Otra de las causas de la piel sensible puede ser padecer ciertos trastornos de salud, como problemas autoinmunes, artritis reumatoide, estrés…

De cualquier modo, este problema puede ser minimizado siempre que se ponga empeño y se utilicen productos eficaces, como los que te ofrecemos desde EcoLactis. El uso de productos naturales y ecológicos se ha convertido en una poderosa herramienta que ayuda a reducir los síntomas y evitar duros episodios de malestar.

Productos

You don't have permission to register
Reset Password